Somos conscientes que tenemos una responsabilidad social con la gente, siendo nuestro principal objetivo diseñar productos que faciliten el acceso del crédito a las personas que están mal atendidas o excluidas por los proveedores de crédito convencional.

Se trata de prestar de forma responsable, con productos específicamente diseñados para ello, facilitando a las personas no solo el acceso al crédito, sino facilitar su devolución, que las personas puedan pagar poco a poco, pequeños importes.

También reconocemos que tenemos el deber de ser buenos ciudadanos, apoyando a nuestras comunidades locales. Para ello nos hemos comprometido a invertir un mínimo de 1% de nuestro beneficio anual antes de impuestos en programas de ayuda y apoyo a colectivos en dificultad.